Reflexión: Ideas para tiempos de crisis

En época de escasez, buscamos hasta debajo de las piedras. Y en tiempos de crisis hay que ofrecer soluciones a los posibles clientes.

Pasamos por una fase en la que algunas empresas y profesiones hacen su agosto: como las casas de empeños y compra de joyas y metales preciosos; o como los zapateros y modistos, porque buscamos arreglar las prendas y calzados que hace bien poco habríamos tirado para comprar algo más a la moda.

Una de estas ideas la plasma perfectamente esta nota de un pequeño local que ofrece a los posibles clientes una posibilidad en la que muchos puede que no hayan pensado: aceptar los billetes de las antiguas pesetas que teníamos guardados en el fondo de los cajones.

Y si al final, a causa de la dichosa crisis, nos hacen volver a la ‘vieja’ peseta, ya estaremos un poco más acostumbrados a la vuelta de las conversiones… Eso sí, volveremos a echar un grito al cielo al volver a comprobar asombrados lo que pagaremos con la nueva conversión, y su consiguiente redondeo, de los euros a las pesetas.

Reflexión: Entiendo la Reforma Laboral

Quiero decir que entiendo alguna idea de la ya extensa Reforma Laboral, NO que la apoye. Por lo menos entiendo la idea de los despidos ‘gratuitos’; de las facilidades de presión que tienen los empresarios; del miedo al desempleo cada vez más recortado (y no un miedo sin motivo) el cual es base para crear empleo (me refiero al miedo, no al propio desempleo).

¿Cómo? ¿Que todavía hay gente que no ve la relación? El primer paso ya lo hemos realizado hace unos cuantos mesas: reconocer que tenemos un problema con el empleo, entre otras cosas. El siguiente paso es generar empleo, lo único que a algún lumbreras se le ha ocurrido que lo que hay que hacer es dar facilidades a los empresarios para que: si tienen un empleado cobrando 100, cojan a dos pagándoles 50…

Claro que, los empresarios lo han visto de otra forma: “¡Anda! Nos quedamos con el mismo número de empleados y les pagamos 50, en vez de 100, y de paso hacemos limpieza de toda esa deuda que generábamos con las antigüedades”… También me queda claro (y cada vez más) que en el proceso (hacia esos empleos basura), los que salimos perdiendo somos los empleados.

Me corregiré, salimos perdiendo todos, ya que el paro sigue subiendo (ni caso a las cifras de junio, que se tratan de datos “estacionalizados”), y España… mmm, los bancos, esto… alguien, sigue necesitando dinero que nos sacan con recortes, subidas, y distintas historias que se seguirán inventando. Y cada vez se ingresa menos con los impuestos de los salarios (increíble será lo del año que viene… Más recortes, más manifestaciones, más pelotazos… Puede que se salven con el fin del mundo ;-)).

Mientras, los aprovechados que puedan se seguirán repartiendo el pastel, y si hay suerte, llegaremos a un levantamiento general que tientan día a día con nuevas ideas para recolectar impuestos, y nuevas multas por respirar.

Me repetiré (otra de tantas), y recordaré una idea de diciembre: Para acabar con la crisis NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN FRANCESA, con guillotinas y todo.

[Foto de davidmartinezg.wordpress.com]

Reflexión: Así sí da gusto trabajar

No es que quiera daros envidia, sólo quiero que os alegréis por mí:

¡Qué gustazo trabajar con un grupo en el que todos reman en la misma dirección! Que si hay un problema, nadie se escaquea… Que todos intentan ayudarse mutuamente… Que cada uno asume sus culpas (bueno, más o menos :-)… pero nada de echarle descaradamente las culpas a otro).

Sólo quiero deciros que es posible, que hay empresas en las que los caraduras no tienen futuro… Y, por supuesto, ni que decir que estoy contento con mi cambio… Y cada día más ilusionado por lo que podemos hacer entre todos.

Reflexión: Atención RRHH. Es vuestro momento

En los últimos años, hemos visto cómo el número de desempleados se ha incrementado desproporcionadamente. Pero aún así, en los meses de abril hasta julio, el número de parados suele bajar (antes de 2008 también descendía en febrero y marzo… cosas de la crisis).

Ya veréis cómo los políticos de turno se aprovecharán de estas estadísticas para intentar convencernos de que la polémica reforma laboral está dando sus frutos. Deberemos fijarnos en el global del año: ¡No nos dejemos engañar por las cifras puntuales del mes a mes!

Si vosotros, personal de recursos humanos, queréis sacar cierto provecho de esta cíclica subida de contrataciones, empezad ya mismo a ofrecer los puestos que tenéis pensados contratar en los próximos meses. No esperéis a que vuestra competencia ofrezca los mismos puestos más caros para la empresa. Todos tenemos claro que el desempleado buscará su oportunidad en la primera opción, mientras que si salen varias simultáneamente se decantará por la más ventajosa para él.

Y de paso, si me queréis ofrecer un puesto, actualmente estoy abierto a cualquier oportunidad que se me brinde. 😛

[Gráfica obtenida de elblogsalmon]

Reflexión: Momento de coger bajas

Normalmente, las empresas miran la peseta los céntimos, incluso cuando tienen que despedir a alguien (y eso sin entrar en las facilidades que se da con la dichosa reforma laboral).

La mayoría de los que estéis trabajando, y hayáis cambiado alguna vez de empresa, es posible que os hayáis fijado en que habéis terminado un viernes en la primera empresa, y empezado un lunes en la segunda… Eso si no hay un puente en medio. Ninguna de las empresas quiere pagarte los festivos sin más. Pues precisamente, si quieren despedir a un trabajador (o varios), suelen aprovecharse hasta el último día lectivo anterior a un puente (sobre todo si ese día lectivo cae en viernes).

Si crees que tu puesto corre peligro, quédate de baja el día anterior al puente más cercano, y vuelve después del mismo, que con un poco de suerte, ya se ha pasado el mal momento de quererte despedir. Pensad en vuestra situación, ahora que se acercan unas fechas ‘caras’ para las empresas.