Regalo: Espadas de cocina

Algunos no sabemos que si salta el aceite en demasía, puede que sea porque la temperatura del mismo no es la adecuada. Pero, mientras, podemos agradecer que alguien piensa en nosotros y ha añadido el protector que tienen las espadas a algunos de los utensilios usados en la cocina.

Y, si no nos dedicamos a cocinar, siempre podemos batirnos en duelo por la última de las salchichas. Claro que elegir quién gana sin contar manchones de salsa, puede llevar su riesgo.

[Visto en Born In Sweden]

Regalo: Cortador de Pizza

Tanto para los profesionales de la pizza, o para los amateurs como yo a los que les encanta la ‘buena’ comida, este utensilio nos ayudará a cortar las pizzas rápidamente sin necesidad de machacarnos los dedos si utilizamos unas tijeras. Nada de perder el tiempo cortando que, a la mayoría de la gente, les gusta los pedazos calentitos, y en el momento de empezar a cortarla es cuando más ganas te entran de empezar a hincarle el diente.

Si bien es cierto que nos alejamos de algunos posibles accidentes, en forma de quemaduras, al separar nuestros dedazos de este manjar, sí que aconsejaría tener un poco de cuidadín con ponerlo al alcance de los más pequeños por razones obvias de futuras faltas de tacto.

[Visto en amazon]

Regalo: Sartenes para tortillas

¿Cuánto de complicado se nos hace a los patosos como yo el movimiento de darle la vuelta a las tortillas (de patatas)?

Está el uso de artilugios varios en modo de ayudas externas (platos, tapas de ollas…); el movimiento exclusivo de malabaristas de darles la vuelta por el aire (¿se atreverá algún maestro con las típicas tortillas de patatas?); o el uso de la sartén doble, posiblemente pensada para no realizar este movimiento dejando un rastro de tortilla a medio hacer en el suelo de la cocina.

Yo, en mi pobre experiencia de tortillero (hacedor de tortillas :-P), sufro en ese momento que me toca voltear la tortilla, pensando que, al final, a lo mejor acabo haciendo un extraño revuelto fruto de mis dos manos izquierdas. Claro que, eso me pasa por no utilizar este ‘viejo’ invento que ya forma parte del grupo de los ‘cacharros’ de muchas cocinas.

[Visto en todoparatucocina.es]

Regalo: Fondue

Supongo que hay gente para todos los gustos, pero me arriesgaré si digo que a todos nos gusta comer más que trabajar. Lo malo es que para que alguien coma, antes alguien ha tenido que preparar la comida (puede ser la misma persona). Y a cierto grupo de personas este ‘trabajo’ le relaja (sobre todo si se realiza en casa).

Si conoces a alguna persona de este grupo, arriésgate con este fondue a ver si es capaz de sacarle jugo. Igual si lo animamos con alguna posibilidad:

Eso sí, coméntale que esta comida no es para disfrutarla ‘a solas’, así que si necesita voluntarios para la crítica gastronómica… 😛

[Visto en caprichosdecocina]