Chistako

Vuelven el marido y su mujer de una fiesta, subiendo las escaleras el marido le dice:

- Amor mío tienes el culo como una lavadora de grande, jajaja…

Más tarde al acostarse el marido quería hacer el amor y se lo dice a su mujer, ella contesta:

- Para una prenda tan pequeña no pongo yo la lavadora, lávala a mano…

Chistako: Tú te agachas…

José quería desesperadamente tener sexo con Ana, una chica de su oficina, pero ella estaba saliendo con otro.

Un día José se sentía tan frustrado que fue hacia ella y le dijo:

Te doy mil euros si me dejas hacerte el amor.

Ana le miro y dijo:

¡Ni hablar!.

José respondió:

Lo haré super-rápido.

Te dejo el dinero en el suelo, tú te agachas, y habré terminado en cuanto lo recojas.

Ella lo pensó por un momento y le dijo que lo consultaría con su novio Fer, así que le llama y le explica la situación.

Su novio le dice:

Recoge el dinero lo más rápido que puedas. Ni siquiera le dará tiempo de bajarse los pantalones.

A ella le parece razonable y acepta la proposición.

Después de 45 minutos, llama su novio y éste le pregunta:

¿Qué ha pasado?

Ella, con la respiración muy agitada, le responde:

¡Aquí estoy todavía!… ¡El hijo de puta me lo ha dejado todo en monedas!