Reflexión: Cómo evitar las multas de velocidad

Los hay, y siempre los habrá, los que quieren ir más rápido de los límites de velocidad establecidos en las carreteras de nuestro país (¡Qué envidia tenemos algunos de los tramos de Alemania en los que no hay límites de velocidad!).

Lo primero deciros que el mejor sistema para no tener hijos es la abstención… O sea que, el mejor sistema para no tener que pagar una sola multa es cumplir con todos los límites de velocidad, además del resto de leyes de tráfico establecidas.

Dicho esto, un par de consejos que podrían ayudarnos a saber cuándo podemos acelerar (Aviso: esto no es infalible… Si os ponen una multa no me vengáis diciendo que habéis seguido las reglas que yo mismo suelo poner en práctica).

Vamos al tema. ‘Simplemente’ se trata de evitar los radares, y ¿dónde los solemos encontrar? Hagamos una lista:

  • Cuestas abajo: Cuanto más empinada sea la cuesta, más se nos va a ir el coche, y los pensadores de tráfico lo saben.
  • Debajo de los puentes: Siempre tengo cuidado al pasar por debajo de un puente, además suelo mirar si hay espacio entre el quitamiedos (o directamente no hay quitamiedos), por el cual pueda acceder un vehículo a una zona no visible.
  • Accesos: Parecido a lo de los puentes, se suelen poner en algunos accesos en los que no son visibles hasta que es demasiado tarde.
  • Otro coche: En general me dan mucho respeto los Laguna y Mégane, pero tampoco hago demasiada distinción, y generalizo a casi cualquier coche… Cuando adelanto a otro coche procuro que no sea sobrepasando ningún límite.
  • Paneles luminosos: Cada vez que paso por debajo de uno de los paneles, miro por el retrovisor para ver si tenía un radar.
  • Aviso de radar: Si te avisan y te cazan, no hay mucho más que decir. Ah… Recordad que algunos no son radares puntuales, sino que obtienen la velocidad media de un tramo… Si me encuentro con un aviso de radar, prefiero estar un buen rato tranquilito.
  • Travesías: Les encanta poner radares en las travesías, cuando loslímites  pasan de 80/90 a 50. (Perfecto para pillar).

Si evitamos sobrepasar los límites de velocidad en todos estos casos, habremos reducido al mínimo la posibilidad de que nos ‘cacen’ veloces. Por si acaso insistiré, no hace falta correr más de los límites… Tampoco os vais a ahorrar mucho… Si os aburrís, contad señales o algo, que igual hasta llegáis antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*