Chistako: Cosas que pasan

Recientemente, estaba sentado en un bar y de repente sentí la impetuosa necesidad de tirarme un pedo.

La música estaba realmente muy alta por lo que, decidí programar mi pedorreta al ritmo de la música.

Luego de 2 canciones, ya me sentía mucho mejor así que, procedí a terminar mi café. Me di cuenta que, toda la gente a mi alrededor se me quedaba mirando… fue entonces cuando recordé que, estaba escuchando mi iPod¡¡¡!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*