Reflexión: Visita de viejos amigos

Siempre es un placer encontrarse con viejos amigos/compañeros. Que sepáis que os suelo echar de menos, a muchos, incluso a algunos que no se lo esperan (a algunos otros no ;-)… Que nadie de los que leéis el blog se dé por aludido).

No echo de menos estar trabajando con vosotros, sólo echo de menos vuestra compañía, y de vez en cuando (si yo no puedo ir a visitaros), si os cuadra venir a visitarme (ya sea por trabajo, ya sea de vacances, o aunque sea de paso..), bienvenidos que seáis, y yo que me alegro por vuestra visita… Y aunque me resulte relativamente fácil trasmitir saludos por medio del que se acerque a mi zona, recordad que hoy en día tenemos muchos medios de comunicación sin tener que usar recaderos.

Saludos viejos, y viejas, compañeros/as (con este humor mío, igual hasta alguno no me pilla la gracia de lo de “viejos/as” ;-)). Y saludos especiales a la familia.

Nus vemus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*