Reflexión: ¿Quién ganará la Eurocopa?

Es el tema de la semana: “¿Quién ganará la Eurocopa?” Pero lo podríamos preguntar de otra forma: “¿A quién le hace más falta ganar la Eurocopa?“… A algunos les parece una buena distracción para que no se comenten otros temas (y probablemente tengan razón y quite tiempo, y por lo tanto fuerza, a otros temas críticos).

Esto es como los ilusionistas, que te hacen mirar para una mano, mientras que con la otra te roban los bolsillos (ups, perdón, creo que me he confundido en la profesión elegida para el símil).

¿Demasiada casualidad que el inicio de la Eurocopa haya coincidido con el inicio de de las noticias del secuestro rescate de los bancos? Y de paso Nadal y Alonso ayudando a la distracción (¡Y que sigan así!). Lo que me pregunto es: “¿Qué tendremos después del final de la Eurocopa como distracción?”. Estoy seguro que algo habrá.

Más que curioso habría sido si en vez de pasar Alemania, hubiera pasado Grecia a las semifinales, cuatro de los países que están en urgente debilidad económica luchando por el consuelo de un trofeo. Aún así, no pensemos que Alemania se salvará de la quema. Convencido estoy de que tarde o temprano se unirá al grupo de necesitados de capital… Y eso puede que sea sonado… ¿Qué mejor que una distracción de “ilusionista”?, casi más necesitada que la distracción de España que ha sido la última en caer, y ya lo tenemos casi asumido.

Así que, apostaré por Alemania, que creo que será la que más necesitará una distracción (aunque tampoco veo a los políticos alemanes con tantos “juegos” ilusionistas como a otros políticos demasiado cercanos). [Vale, después de las semifinales, tendré que elegir a otro… Es que cualquiera de los dos tiene motivos para distraer al populacho :)]

2 pensamientos en “Reflexión: ¿Quién ganará la Eurocopa?

  1. ¿Qué tendremos después del final de la Eurocopa como distracción? Los juegos olímpicos y luego las vacaciones de agosto y cuando volvamos tendremos que teclear de pie

  2. Pingback: Reflexión: Que se jodan | Trabajar es de pobres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*