Reflexión: Los políticos nos sangran nuestro dinero

Me consta que muchos de vosotros pensáis como yo: Que nuestros ayuntamientos y políticos nos están sangrando poco a poco, y cada vez se nos hace más grande ese “poco”.

Tal y como yo lo veo (y tristemente coinciden conmigo algunas opiniones), estamos en esta crisis por culpa de dichos políticos… Ya sé (o creo) que hemos tenido un exceso de optimismo a la hora de edificar, y edificar… Ya sé (o creo) que los banqueros fueron a por el dinero rápido y “fácil” captando a todo el que se quisiese meter en una hipoteca, sin llegar a pensar en si las iban a poder pagar… Ni hablar de los papeles mojados que compraron esos mismos banqueros, con dinero que no tenían realmente.

Anda, que no he mencionado a los políticos para nada… Vale, vamos a dar palos de ciego… Pos eso, que puede que no tenga idea de lo que pasa, tomarlo como una opinión, que igual no acierto, o igual lo clavo :'(:

Cada vez que se hace (se hacía, que ahora está todo muy crudo) una construcción, los constructores pagan una suma x de dinero al ayuntamiento (lo que pagamos cada uno por impuestos varios era una calderilla en comparación a lo que los ayuntamientos recibían por este “impuesto”). ¿Qué es lo que pasa cuando tenemos dinero a espuertas? Que se reparte, y que nos acostumbramos a dichas reparticiones (y si se puede incluir a los allegados mejor que mejor).

Está claro que en un momento dado (ya hace unos años), los banqueros se dieron cuenta de que se estaban metiendo en un fregado con lo de las hipotecas dudosas, y cerraron el grifo de todas: Entonces, se dejaron de comprar pisos, y por ende la construcción ha decaído a mínimos históricos (y nuestros empleos que se basaban, y mucho, en este campo… snif), y los ayuntamientos han dejado de recibir y recibir lo acostumbrado.

Y yo digo, si estoy acostumbrado a que me llegue 100, y reparto 100, si me llega 25, ¿cómo demonios voy a repartir 100? Simple: Yo, como político (que gestiono lo que reparto), cojo lo que me corresponde de los 100, y lo que falte lo debe el ayuntamiento/gobierno (total, que al final, la deuda vuelve al banco), y ¡Que se joda el que venga por detrás! (al de al lado le doy lo suyo, para que mire para otro lado), que en este puesto estaré sólo 4 años (8 a lo sumo).

Ahora, nos encontramos que tenemos que pagar y pagar:

    • A los bancos: porque no se les devuelve el dinero prestado; y porque tampoco tenían realmente ese dinero que han prestado (y porque tenemos nuestra base económica gestionada por, y a través de, los bancos).
    • A los ayuntamientos/gobierno: Porque han seguido repartiendo, como si tuvieran el mismo presupuesto de años anteriores; y porque están todos endeudados hasta las cejas (y porque el ayuntamiento somos todos).

Los primeros en pedir son los ayuntamientos: “Queremos seguir repartiendo”… mmmm… Digo: “El ayuntamiento no tiene fondos, y lo tenemos que pagar entre todos (nosotros incluidos XD)”.

Los siguientes son los familiares y allegados de los primeros: los banqueros: “Queremos seguir ganando dinero”… mmmm… perdón: “Dadnos todo lo que hemos prometido: Que nos vamos a quiebra, y si caemos, nos llevaremos a todo el país a la ruina”.

Los bancos a pedir millonadas a la CE (eso, eso, que lo pague el de al lado, que seguro que tiene más dinero que nosotros.. Y ya veremos cuándo y cómo lo devolvemos). Los ayuntamientos, a “pedirnos” dinero a nosotros directamente (Más impuestos, más multas, más IVA, menos ayudas, y.. cualquier idea es buena).

Si los bancos siguen poniendo pegas para dar hipotecas a la gente de a pie, (si no tienen grandes sumas de dinero para prestar a los ayuntamientos, que son más fiables a la hora de conseguir dinero, ¿cómo van a tener pequeñas sumas para prestarnos a cada uno, que encima igual no tenemos/mantenemos ni el trabajo?); y los políticos quieren seguir comiendo del mismo pastel que antes tenían: No acabo de ver el futuro de todo esto..

Por supuesto, la gente se está cabreando (sobre todo con los políticos, que son los que nos “piden” el dinero directamente), pero, por si acaso, no nos dejarán ni protestar (que seguro que si nos uniéramos, como en Islandia, podríamos hacer mucha pupita a los que siguen llenándose los bolsillos). Sinceramente, me parece más fácil que se pongan de acuerdo un “grupo” que rondarán las 330.000 personas, que una mayoría (no hace falta que seamos todos) cercana a los 50 millones. Que si protestan 150.000, en Islandia sería la mitad, pero aquí seríamos sólo unos poquitos.. igual hasta nos pondrían una multa para paliar algún bolsillo :-P.

(Que sigan así, que cada hora que pasa, la cifra de cabreados aumenta).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*