Chistako: El Cipriano

La historia sucede en un pueblo pequeño, lleno de los típicos pueblerinos que en ese momento se encuentran en la plaza viendo pasar las moscas y demás bichos.

De repente, aparece un Rolls-Royce de aquí te espero, conducido por un chófer.

El coche se para en mitad de la plaza, se baja del asiento trasero Claudia Schiffer y señala con el dedo a uno de los presentes diciendo:

– Tú, ven conmigo.

El hombre mira a los lados, asustado, mientras los amigotes le animan:

– ¡Venga, Cipriano, que es a ti! ¡Menuda suerte!

El Cipriano se acerca al coche, la Schiffer le dice que suba y, al momento, el coche arranca y sale del pueblo a toda pastilla.

Pasa media hora y se ve que vuelve el Rolls con el Cipriano solo dentro, así que los amigos le preguntan cuando se baja:

– ¡Cipriano, tío! ¿Qué ha pasado?

– Pues ná, que hemos ido a la era, nos hemos bajao del coche… se ha quitao la ropa, la ha dejao en el suelo y me ha dicho: “- Toma lo que quieras.”.

– Así que me he traído el coche.

– Y has hecho bien, ¿pa qué quieres las ropa si no tienes hermanas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*