Reflexión: Acciones altruístas

¿Te consideras una persona desinteresada? Cada vez parece más difícil encontrar personas generosas con el prójimo, sin esperar nada a cambio, pero todavía quedan… sólo hay que buscar bien.

Planteo algunos posibles casos a tener en cuenta para que cada uno piense en si se podría auto-considerar altruista:

  • Ha llovido mucho desde agosto de 2008, cuando Jesús Neira fue agredido por defender a una mujer del maltrato de su compañero… Se dan otros casos menos sonados.. Pero, en general, son poco frecuentes. Si vemos un maltrato en directo, ¿Cómo actuaremos? Es complicado saberlo hasta que se dé el caso, pero como mínimo podemos pensarlo e ir acordándonos de que el teléfono de urgencias es el 112.
  • Prefiero pensar más en la idea que sugiere la trama de la película Héroe por accidente, vale, que es difícil que te caiga un avión casi encima para que puedas salvar a unas cuantas personas (como si “llovieran” aviones todos los días), pero ¿quién no ha fantaseado con ser el protagonista del film? Bueno, sin llegar a robar y eso.
  • Si continuamos con películas: Mientras dormías, ¡Qué alocada! Eso sí que es difícil, que alguien se juegue el tipo por salvar a alguien… Porque todos sabemos que, en la realidad, si pasara algo así, acabarían mal las dos personas (la que cae a las vías del tren, y la que se suicida lanza a buscarle). Algo más normal suele ser lo de los problemas con algunos nadadores, y también hay casos en los que acaban mal las dos partes.
  • Vamos a casos más cercanos, por ejemplo, alguna de las variantes de los donantes:
    • Donantes de sangre: En España, nos encontramos que Navarra y el País Vasco son las comunidades con más donaciones por persona, mientras que Melilla y Canarias son las que menos ‘recaudan’, pero que esto no nos afecte, el acto debe ser pensado por cada uno, no en lo que hacen los que nos rodean.
      • Si necesitáis un incentivo, os diré que después de la donación os ‘obsequian’ con un tentempié y algún que otro refresco. 😛
      • Como ejemplo de pega, podríamos decir que los fumadores tienen que esperar dos horas para volverse a enganchar a su vicio. XD
    • Donantes de órganos: En este caso, es mejor comparar a los donantes de España con respecto al resto del mundo… Nos situamos en cabeza (¡Mola!), ocho puntos por encima de EEUU (como si yo tuviera idea de lo que son los puntos ésos)… Y aún así, pienso: ¿Por qué hay gente que se resiste a hacerse donante? ¿De verdad os importa lo que hagan con vuestros órganos cuando ya no respiréis?
    • Donaciones anónimas: Supongo que lo más cómodo es dar unas moneditas a esos indigentes que nos encontramos por doquier en los sitios de paso, (cuidadín, que algunos de ellos ganan más que algunos de los ‘donantes’, simplemente hacen de la mendicidad un trabajo). Otro método utilizado para las donaciones, y puede que menos anónimo, es el de las ONGs: Miles y miles de ONGs con otro tanto de motivos para cada una. Complicado elegir sólo una.
  • Algo más facilito: ¿Qué hacéis si os encontráis con una basura relativamente ‘peligrosa’ por la calle? Por ejemplo, vais caminando por la acera, y veis una piel de plátano (o una botella de cristal) en la zona de paso:
    • ¿Lo recogéis y lo tiráis a la correspondiente basura?
    • ¿Lo sorteáis evitando riesgos, y seguís adelante?
    • ¿Avisáis a vuestros compañeros, y si alguno lo recoge, pues vale; y si no, que se quede ahí?
    • ¿Os quedáis en una esquina observando y esperando con el móvil a que alguno de los siguientes viandantes tropiece? (Reconozco que esta opción es bastante atrayente :-))

Yo creo, que más bien depende del ánimo del momento (y de lo raro del caso… lo de los aviones sí que sería raro), hay días que nos lanzaríamos a las vías (o a la mar), para salvar a alguien, y hay otros en los que lanzaríamos a algún otro, a ver si se ahoga junto al primer caído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*