Cómo… crear una cuenta de Dropbox

Dropbox se ofrece como un servicio de alojamiento multiplataforma de archivos en la nube. De otra forma: queremos guardar unos archivos en Intenet, y dejarlos ahí disponibles para cuando nos volvamos a conectar (aunque sea desde otro ordenador o móvil). Uno de sus grandes logros parece que puede ser el hecho de almacenar las fotos sacadas con el móvil, y tenerlas disponibles en la red, pero se le puede sacar bastante más jugo que simplemente eso.

Parece un buen servicio para no hacernos depender de los cada vez más extendidos pendrives. 😛

Como pegas (completamente racionales):

  • Tendremos que instalar el programa de Dropbox en cada uno de los ordenadores/móviles con los que vamos a usar el servicio.
  • Si quieres almacenar más de 2 Gb de archivos, no te valdrá la opción gratuita (sin contar con algunos truquillos, como acceder desde esta página que son 500 Mb. ;-)).

Accediendo a este enlace de Dropbox, rellenamos los datos que nos piden y nos ofrecen la posibilidad de descargarnos el programa que deberemos instalarnos para poder utilizar su servicio, (y además nos regalan 500Mb, tanto a ti como a mí :-)).

Ejecutamos el instalador descargado, y pulsamos sobre “Instalar”.

Después de una rápida instalación, tendremos que seleccionar si tenemos o no una cuenta en Dropbox.

Si estamos leyendo esto, supondremos que no tenemos la cuenta, por lo que elegiremos la opción “No tengo una cuenta en Dropbox”.

Rellenamos los siguientes datos que nos solicitan para crear un Dropbox:

  • Nombre
  • Apellido
  • Correo electrónico
  • Contraseña
  • Repetir contraseña (una mínima seguridad)
  • Nombre del equipo

(Curiosamente, a mí no me dejó teclear la arroba a la hora de introducir la dirección de correo, por lo que opté por teclearla en otra aplicación, copiarla, y pegarla en este campo).

Después de rellenar todos los campos, y chequear la opción de que has leído y aceptado los “Términos de servicio” (ya sabéis… leedlo… ¿alguien los lee?), nos ofrecen elegir el tamaño del Dropbox (cuanto más necesitemos, más pagaremos)… Eso sí, si no os importa descargaros una beta, igual nos encontramos con algún truquillo para aumentar el límite de un Dropbox gratuito.

Nos dan a elegir el tipo de configuración: “Típico” o “Avanzado”… No nos rompemos mucho la cabeza, y nos decantamos por el tipo de configuración “Típico”.

Nos dan unos mínimos consejitos de uso en cuatro pestañas que podemos evitar eligiendo la opción “Saltar el recorrido” (o pulsar varias veces “Siguiente”), hasta llegar a la última pestaña que termina con la opción “Terminar”.

Ya podemos almacenar los archivos en “la nube”, comprobad la nueva carpeta “Dropbox” en vuestros “Favoritos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*