Cómo… añadir transparencias a una foto con GIMP

Podemos considerar GIMP uno de los programas de retoque fotográfico gratuitos más completos (sino el más completo). Estoy completamente convencido que más de un profesional (ya sea fotógrafo, diseñador de páginas Web, periodista, o cualquier otra profesión que se os ocurra) lo utiliza de forma habitual.

Si queréis usarlo, podéis ir a la página del propio programa GIMP, o podéis incluirlo en vuestra lista de programas de aplicaciones “portátiles” de PortableApps, que se pueden ejecutan desde un disco externo o pendrive, sin realizar una instalación en el ordenador donde se va a ejecutar.

Supongamos que ya tenemos el programa GIMP, y lo que queremos es: añadir transparencias a una foto.

Abrimos la foto con GIMP (cogeré como ejemplo la de mi avatar, pero que sepáis que sirve para todo tipo de fotos).

Pulsamos con el botón derecho sobre la foto y elegimos, entre las múltiples opciones que se nos ofrecen, la opción “Capa -> Transparencia -> Añadir canal alfa”.

Podría ser que esta opción estuviese desactivada, si ése es el caso es que ya tenéis el canal alfa añadido. Pasamos al siguiente punto.

Ahora es donde viene vuestro toque, tenéis que seleccionar la parte que queréis poner transparente. Hay varias formas, pero una facilita podría ser la de seleccionar según un color de la propia foto: Buscamos en el menú “Seleccionar -> Por Color”, (o elegimos el icono  en la Caja de herramientas). En las opciones de la opción “Seleccionar por color” observamos unas cuantas, pero me voy a centrar en la del Umbral, ya que según lo compleja que sea nuestra foto, podremos tener que que ‘jugar’ con el valor de este Umbral para que la selección se vaya ajustando a lo que queremos. También podremos hacerlo en varios movimientos (que por otra parte, podría ser lo más lógico según lo que queramos… mejor practicarlo un poquito, y sabréis a lo que me refiero).

Click sobre lo que deseamos hacer transparente, y cortamos (CTRL + X; o menú “Editar -> Cortar”). La parte transparente se muestra con unos cuadraditos grises (en nuestro ejemplo he quitado el fondo azul que tenía).

Podéis “cortar” todas las partes que queráis poner transparentes.

Ya tenemos una foto con transparencias, pero supongo que querréis guardarla, así que deberíamos saber que no todos los formatos admiten transparencias, por lo que tendremos que ir al menú “Archivo -> Guardar como…”, y elegir un formato que sí lo admita. Como ejemplo, tenemos los formatos GIF o PNG.

O también la podéis utilizar para hacer vuestras pequeñas obras de arte, copiando vuestra imagen (o parte de ella), en otra en la que la queráis incluir.

Para esto podréis elegir del menú “Seleccionar -> Todo” (CTRL + A), y copiar (CTRL + C; o menú “Editar -> Copiar”). E ir a la foto de destino, y pegar lo que hayáis copiado (CTRL + V; o menú “Editar -> Pegar”).

Ya sé que es más que posible que mi pequeña composición no os haya hecho gracia, pero creo que para entender una pequeña parte de lo que podemos hacer es suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*