Reflexión Empresas: Actuación global y actuación personal

Si estáis en una compañía seguro que desde las altas esferas se promoverán una serie de actuaciones con muy buenas intenciones.¡Qué graciosos!

  • Que si cada uno tiene que mirar por el bien común de la empresa.
  • Que si cada uno tiene que dar el 100% (Siempre me ha hecho gracia esta cifra. Ya sería raro que nos pidiesen el 90%, ¿no?).
  • Que si cada uno tiene que ser amable, respetuoso, y buena persona. (Nada de robar, ni matar a nadie… Que está mal visto)
  • Que si cada uno…

La fuerza de estas propuestas parece que va decayendo cada nivel que baja en la jerarquía.

Distinguimos, de esta forma:

  • En una pequeña empresa, que sólo tienen que transmitirse las propuestas uno o dos escalones hacia abajo, se mantienen las ideas casi intactas, y son más fáciles de aplicarse.
  • Ya nos podemos imaginar en una gran compañía (digamos… de miles de empleados): los trabajadores ‘de abajo’ prácticamente se reirán de las absurdas pretensiones que llegan desde arriba. Que sí… que todo es cojonudo. Que estamos en un mundo utópico, y todos nos ayudamos sin poner zancadillas… (En ningún momento te van a decir qué es lo que tienes que hacer si te tropiezas ‘sin querer’ con otro pie que está en tu camino… Que eso no pasa).

Por favor, “super-jefes”, dejad de perder el tiempo en memeces, dedicaros más a investigar a vuestros lacayos inmediatos (que seguro que éstos, a su vez, disfrutan machacando a los pringaos del subsuelo con otras idioteces). (Ufff, creo que por hoy ya me he desfogado a gusto, ¿o no? No sé, ya lo iré viendo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*