Reflexión: Empresas en Bolsa

¿Cómo puede ser que algunas empresas estén en bolsa? Yo, que trabajo (mierda ¡me habéis pillado! bueno, eso les digo a los que me pagan :-D) en una gran empresa que parece que no se da cuenta de lo que hacen los trabajadores: Cada uno mirando por lo suyo esperando a que llegue la hora para irse a casa, sin mirar atrás en el día. (Da igual si molestan a otros, esto es la guerra de tirar la basura al de al lado).

Que yo me quedo alucinado cuando las acciones suben, y pienso: “Los comerciales ya han engañado a alguien.”.

Y cuando veo que bajan: “Nos han pillado.”.

Después de un tiempo te das cuenta que da igual lo que haga la empresa (y sus trabajadores), que lo de la Bolsa va aparte. Se trata de un mundo paralelo, que mueve dinero (probablemente siempre para los mismos), y no tiene nada que ver con el trabajo del día a día de las personas corrientes como yo.

Si no fuese así, hace tiempo que muchas empresas habrían ido a pique (y algunas, ni se hubiesen atrevido a sacar acciones).

Podríamos pensar que, en estos tiempos de crisis, ¿cómo puede ser que todavía exista gente que invierta en bolsa? Pero si la bolsa cae y cae, y parece que todo el mundo pierde. La realidad es que no todo el mundo pierde: aún cuando las acciones de una compañía bajan, hay ‘algunos’ que ganan dinero. Que esas personas que trabajan en esto no son sólo ludópatas paranoicos (como diría alguno). Saben lo que hacen… Y, lo normal, es que los que perdamos seamos los que no tenemos ni idea, (y más si pensamos que para ganar dinero sólo hay que comprar).

¿Cómo se puede hacer para ganar dinero si pensamos que una acción va a bajar? (Si te haces esta pregunta, yo no te aconsejaría ‘jugar’ con lo que no puedas perder, pero ahí va una posible respuesta). Un warrant nos da el derecho a poder comprar (warrant call), o a poder vender (warrant put) a un precio determinado. ¿Cómo? Lo diré con un ejemplillo (diremos que las cifras son sólo parte del ejemplo… Y, en cualquier caso, no contaremos con las posibles comisiones que nos cobrarán por cada movimiento):

Compramos un warrant put, para un par de meses, de una acción que vale hoy 100€, ese derecho de venta nos costará 5€ (daros cuenta que no hemos comprado, ni vendido la acción).

Si en un par de meses, decidimos no comprar la acción (probablemente sea porque no hallan bajado las acciones lo suficiente) habremos perdido los 5€ que pagamos por el derecho de venta.

Si la acción ha bajado a 50€ en esos dos meses, entonces compramos la acción, y seguido ejecutamos el derecho a venderla por 100€. Hemos ganado 50€ (vale, 45€, que también hay que tener en cuenta el valor del propio warrant).

¿Y pensabas que esas acciones que tienes en el cajón te iban a jubilar? Yo mejor invierto en inmobiliaria (¿O es también otra mala idea? Si es que no sabemos cómo acertar. :-P)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*