Cómo… crear una cuenta de Gmail

¿Que no tenemos una cuenta de Gmail? Pues ya estamos tardando…

Usas Google a diario, y te has fijado en que hay un botón de acceder, pero no sabes de qué va. No sólo se trata de una ‘simple’ cuenta de correo electrónico, esto va mucho más allá: que si el Reader, los Sites, Docs, el todavía no muy conocido Google+; y otras cuantas más… En poco tiempo empezarás a plantearte cómo has podido pasar sin todo esto. (Dadme tiempo, que iremos descubriendo cosas muy interesantes). Empecemos por la cuenta de correo Gmail:

Aunque Google suele hacer las cosas bastante bien, y no parece muy complicado crear una cuenta con las indicaciones que ellos mismos ofrecen: aquí os lo muestro con lujo de detalles:

Empezaremos accediendo a la página de Google:

Podemos ver un botón rojo (arriba a la derecha): 

O directamente sobre el acceso Crear una nueva dirección de Gmail (mostrado en la misma página: abajo, antes del pie).

Accedemos y rellenamos los datos que nos solicitan:

  • Nombre. (No vamos a dejar esto en blanco, ¿verdad?… Aún así, podríamos incluso poner uno imaginario y/o retocarlo más tarde en la configuración de la cuenta).
  • Apellidos. (Un idem del comentario del nombre).
  • Nombre de usuario. Con éste puede que tengamos algún problemilla: Pensemos que nuestra dirección de correo la queremos recordar fácilmente (no queda muy limpio eso de tener que leerla para poder compartirla), pero a su vez, no tiene que haber sido elegida por nadie anteriormente… Google, que ya piensa por nuestra comodidad, nos ofrece un botón de comprobación de la disponibilidad de la selección. Y se da el caso de que lo que hemos elegido ya está ocupado, nos ofrecerá unas alternativas a partir del nombre y apellidos que hayamos introducido. (Podéis intentarlo todas las veces que queráis, pero elegid bien, que ahí se va a quedar).
  • Contraseña. Mezclar mayúsculas, minúsculas y números (e incluso usar símbolos), será una buena idea, cuidado que además te tendrás que acordar… Justo a la derecha se irá mostrando cómo es de segura la contraseña que se va eligiendo (los buenos detalles siempre se agradecen).
  • Repetir contraseña. Mínima seguridad… No vaya a ser que te confundas al teclear (que algunos semos muy burros).
  • ¿Cerrar Sesión?. Lo que queramos… Podremos cerrar la sesión después.
  • ¿Habilitar Historial Web?. Lo que queramos, lo podremos cambiar más tarde… Si tienes dudas déjalo activo, que luego nunca lo cambiamos, y creo que no está mal saber por dónde hemos estado navegando.

Sin pausas, en la misma página, se continúa con unos datos de seguridad. Un poco chapa, pero pensad que hay gente muy mala por el mundo, y no queremos ponérselo fácil ¿verdad?:

  • Pregunta de seguridad y Respuesta. Seleccionaremos una de las preguntas propuestas (o seleccionaremos “Escribir mi propia pregunta”, con lo que nos habilitarán un hueco para la nueva pregunta); y escribiremos la respuesta. Seguro que encontráis una pregunta (con su correspondiente respuesta, a poder ser corta) que nadie sabe, ni lo puede adivinar, excepto tú. Por supuesto, y que nunca vas a olvidar. Sólo es un campo más para ponérselo complicado a esas personas con malas intenciones.
  • Correo electrónico de recuperación. No es obligado, pero siempre viene bien (si tienes otra cuenta… ¿qué digo? ¿quién no tiene una cuenta de correo hoy en día? :-P).
  • País de ubicación. Éste es fácil, ¿verdad? Hasta es muy posible que esté rellenado por defecto, mejor todavía. 🙂
  • Fecha de nacimiento. Cuidado, no te tomes a la ligera este campo… Por ejemplo sobre Google+: Los menores de 18 años no podrán usar la red social en el tiempo de prueba; e incluso después, sólo la podrán usar los mayores de 13 años (como en YouTube)… Es más, este dato será difícil cambiarlo más adelante si te equivocas (no es imposible, pero… bufff).
  • Verificación de la palabra. Con lo zoquete que yo soy, esto me suele costar un par de intentos añadidos, así que no te preocupes si no ‘lees’ correctamente lo que se muestra a la primera.

Es curioso que no lo ponga en ningún lado, pero si te olvidas de la contraseña, entre todos los datos ésos que te van a preguntar, te preguntan también el mes y año en el que creaste la cuenta: Y luego te quedas pensando, “¡Anda! ¿Y cuándo hice esto?”. No debería por qué pasar nada, sólo estoy pensando en que si lo comento lo anotaremos mentalmente, y nos acordaremos más fácilmente.

La teoría dice que hay que leerse las Condiciones del Servicio Google (que se muestran en la página), además de la Política del programa y la Política de privacidad. Esto es lo típico de los contratos: Hay que leerse los contratos, que los firmamos como si los leyésemos realmente, pero ¿cuántos de nosotros lo leemos de verdad? Esto es lo mismo… Por supuesto, yo aconsejaré siempre leer todas estas parrafadas.

Ya nos falta poco: Un botón que pone “Acepto. Crear mi cuenta.”, y:

  • O nos quedaremos en la misma página con un mensaje en rojo por cada uno de los campos incorrectos:

En cuyo caso tendremos que comprobar y volver a retocar cada uno de los campos comentados, (incluyendo las contraseñas, que las preguntarán en cada uno de los intentos)… No os preocupéis, que no pasa nada por no hacerlo a la primera (hasta os podéis divertir si lo primero que hacéis es darle al botón sin haber rellenado ninguno de los campos).

  • O, habremos rellenado todos los datos correctamente, y nos felicitarán por ello:

Ya podemos acceder desde esta ventana de felicitación con el botón ese, que resalta tanto: , y nos aparecerá ya la página de correos recibidos de Gmail con tres nuevos correos del “Equipo de Gmail”, con unos pequeños consejos iniciales.

Ya estamos operativos… Nos podemos mandar correos. Y lo que nos queda por descubrir (poco a poco).

4 pensamientos en “Cómo… crear una cuenta de Gmail

  1. Pingback: Día del cómo… personalizar nuestra cuenta de Gmail | Trabajar es de pobres

  2. Pingback: Día del cómo… iniciarse en Google Reader | Trabajar es de pobres

  3. Pingback: Cómo… usar Google Alerts | Trabajar es de pobres

  4. Pingback: Cómo… crear una cuenta de Google+ | Trabajar es de pobres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*